EL VALOR DE LA SENCILLEZ

 

Creo en el valor de la sencillez.

¿Qué te hace feliz? Me preguntaba esta semana una amiga mientras comíamos juntas… y le reconocía que cada vez necesito menos cosas para ser feliz. ¿Qué me hace feliz?

Mi desayuno con calma de los domingos, un abrazo de verdad de alguien a quién quiero, un mensaje de buenos días por whatsapp, una canción, una comida con mi familia, una felicitación por mi trabajo, bailar…

Ninguna de las cosas que se me pasaron por la cabeza es complicada, es evidente que lo que me hace feliz son momentos sencillamente especiales.

Y, si en mi vida valoro la sencillez, me sucede lo mismo en el trabajo. Creo que un gran trabajo es aquel que se puede exponer con sencillez. Cuando realmente dominas un tema, eres capaz de exponerlo de un modo sencillo. Hay quien cree que sofisticar los temas, exponerlos de modo complejo y barroco le da valor y hace que los demás le vean como un erudito. Para mí, nada más lejos de la realidad. Cuando alguien, para explicar un tema, necesita recurrir al “es muy complejo, os va a costar de entender…” y empieza a dar vueltas y vueltas en su explicación, mi opinión es que muy claro no lo tiene.

Las personas realmente grandes lo convierten todo en sencillo, son capaces de transmitirte cualquier concepto de un modo claro y natural. Nunca te hacen sentir que estás lejos de ese concepto o que no lo puedes alcanzar… Las personas grandes que conozco tienen un aura de sencillez que siempre va con ellas.

La sencillez es una virtud maravillosa y no tan común como debiera ser.

 

La sencillez como nueva inteligencia

Conseguir hacer las cosas de forma sencilla es un reto. En mi búsqueda de la sencillez, leí hace un tiempo el libro “Simple is the new smart” de Rob Fazio para conocer su planteamiento. Estas son algunas de las claves que plantea Fazio:

Toma atajos inteligentes, no simples atajos

Simplificar las cosas implica tomar atajos. Pero no todos los atajos sirven, es cuestión de encontrar aquellos atajos realmente inteligentes.

Ante una situación determinada, evalúa el mejor modo de abordarla y Fazio recomienda adoptar el método de la ‘inteligencia exitosa’ desarrollado por el Dr. Bob Stemberg: primero, ser analític@ a la hora de evaluar problemas, segundo, ser creativ@ para desarrollar enfoques innovadores y, tercero, ser práctic@ al decidir qué opción aplicar.

Los cuatro bloques para construir sencillez

Para tener un enfoque sencillo en la vida, es necesario establecer cuatro pilares fundamentales:

Autoconfianza: genera confianza en ti mism@, combina tus fortalezas físicas y psicológicas.

Aprendizaje constante: debes activar el modo de aprendizaje continuo.

Capacidad de concentración: la importancia de concentrarte en lo que estás haciendo en cada momento. Como nos mostró Goleman “en un mundo de distracciones, quién es capaz de estar atento, triunfa”.

Responsabilidad: y, por supuesto, debes hacerte responsable de tu propia evolución y crecimiento.

Instala un sistema de seguridad en tu vida

Siéntete segur@ de ti mism@. La confianza es fundamental.

Para conseguir esta autoconfianza, nada mejor que ponerse como objetivos aprender temas nuevos, desarrollar nuevas habilidades, conocer nuevas tecnologías… cuanto más conozcas, más segur@ te sentirás con lo que haces.

Desafía tus dudas

No dudes sobre lo que haces. Debes estar segur@ de ti mism@ y de tu trabajo. Si dudas de algún aspecto concreto, trabaja para eliminar la duda: identifica tus dudas, hazte preguntas útiles sobre ellas, profundiza en el tema, investiga, duda de tus dudas y verás cómo se irán desvaneciendo.

Decide

El análisis es necesario, pero analizar demasiado sabemos que nos lleva a la parálisis.  Si te tomas demasiado tiempo para decidir, las personas dejan de confiar en ti. Decidir (aunque no tengas garantías del resultado que vas a conseguir) es imprescindible.

Comparto especialmente este punto, ya conoces mi opinión: la acción es la que separa los sueños de los logros.

Maneja la presión

Gestionar la presión es necesario para ganarte la confianza de las personas. La presión se manifiesta como estrés debido a tres factores:

Falta de control sobre temas que te afectan.

Falta de capacidad, cuando aceptas desafíos que van más allá de tu alcance.

Falta de conexión, cuando te falta apoyo en situaciones difíciles.

Para reducir el estrés, sé consciente de cuál es su origen y actúa cuando sea posible (si lo que necesitas es mejorar tus habilidades o buscar apoyos) o acepta las situaciones que no puedes cambiar.

Sé propietari@ de tu vida

Sé consciente de que tienes la propiedad de tu vida y actúa con mentalidad de propietari@, no con mentalidad de víctima. Reconoce que tú tienes el control de tu vida y adopta una actitud positiva.

Entrena tu mente

Los atletas entrenan muchísimas horas, para conseguir no tener que desperdiciar ni un segundo pensando antes de actuar. Su práctica constante consigue desarrollar una memoria muscular. Podemos aplicar el mismo principio para entrenar la mente. Entrena tu mente para que trabaje automáticamente de forma positiva y potencia que tus pensamientos sean positivos.

 

En síntesis, Fazio propone una serie de aspectos para desarrollar una estrategia de simplicidad inteligente en la vida, para conseguir alcanzar aquello que deseas. Muchos de los planteamientos que propone son realmente interesantes.

 

Ser sencill@ no es fácil

Lo sencillo es mucho más difícil que lo complejo.

Tienes que ser muy buen@ para llegar a ser sencill@ y debes ser muy valiente para defenderlo.

La sencillez no es fácil de alcanzar.

“Quizás las cosas más sencillas sean las que más cuesta ver. A veces, uno tarda en ver lo que tiene delante de las narices”

-Murakami-

 

Lo que de verdad importa

No permitas que el ruido exterior te impida ver lo que de verdad importa.

Lo que de verdad importa siempre es sencillo…

aunque solemos llegar a ello

por el camino más complicado

La felicidad no suele estar en las grandes cosas,

ni en los lugares más lejanos y exóticos…

sino en los pequeños detalles

y en algún sitio que es simplemente especial

porque estás tú y las personas que quieres

 

 

Somewhere only we know

 

 

 

.