NUNCA dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo…
Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.
Las personas que no son capaces de hacer algo
te dirán que tú tampoco puedes.
Si quieres algo…
ve a por ello. Y punto.
 
La vida siempre es cuesta arriba.
Luchar por un sueño no es fácil. Cuando lo haces, aprendes lo que es estrellarte contra una pared una y otra vez… Sientes que luchas por un sueño que no ve nadie más que tú. Porque, para algunos, tu sueño es una chorrada. Porque algunas personas se esfuerzan en demostrar lo que piensan, te dicen lo poco que vale tu trabajo o tus ideas, y te ponen ejemplos de otros, diciéndote que ellos sí que valen y no tú… aléjate de ellos.  Y lee estas palabras de la película “en busca de la felicidad” con las que empiezo mi reflexión.
Las personas que no son capaces de hacer algo nunca valorarán que tú lo hagas. O, si lo valoran, van a fingir que lo desprecian. Mejor alejarse de ellos. Rodéate de personas positivas, de personas grandes, de esas que te ayudan a crecer… que se ilusionan con los proyectos de los demás, que no temen que nadie les haga sombra, que te ayudan desinteresadamente cuando lo necesitas y que saben apreciar lo bueno en los demás.
Cuando alguien intente menospreciar tu trabajo, cuando alguien te quiera hacer sentir mal… piensa primero en si esa persona sería capaz de hacer lo que tú haces… y cuando veas la respuesta, seguro que pensarás lo mismo que yo…
Si quieres ser feliz, sonríe. Si quieres conseguir tus sueños, empieza a caminar…