Toca adaptarse, sí o sí…

Habíamos planificado un año 2020 con nuestro trabajo, nuestros proyectos, … todo estaba planificado pensando en que se iba a desarrollar en un entorno de “normalidad”, de nuestra normalidad.

Pero… muchas de las cosas que planificamos no pueden ser ya. Trabajos que no se pueden hacer, empresas cerradas, proyectos pospuestos, … Esta es nuestra situación hoy.

Una situación que, inevitablemente, nos deja en un estado de shock.

Del shock a la acción

Una situación de shock genera miedo. Y el miedo nos paraliza.

Pero es necesario vencer ese miedo.

Ahora toca cambiar todo eso que estaba previsto… por todo aquello que va a ser necesario.

Escribía la semana pasada en el blog que ahora es el momento de poner “mentalidad startup” a la vida, de activar nuestra capacidad de iniciativa para iniciar nuevos proyectos, de impulsar nuestra iniciativa emprendedora.

Porque toca sustituir todo eso que queríamos hacer y que ya no es posible…  por otros proyectos.

Cambiar y emprender nuevos proyectos no es fácil. Requiere de mucha energía, de un nivel de preparación muy elevado y, por supuesto, de un nivel de convencimiento personal total. No es posible emprender un nuevo proyecto si no confías en ti. Es momento, por tanto, de activar la autoconfianza, si quieres impulsar cambios en lo que haces, si tienes el convencimiento de empezar un nuevo proyecto o de cambiar lo que necesitas cambiar.

Autoconfianza

Este fue el tema de mi participación en el evento on-line “Top Women Talks” este viernes, un evento para hablar sobre poder femenino, organizado por Creativity Events y patrocinado por DKV. De la mano de Miriam Nogueira, participamos Isabel Bellón, Marta Obrador, Susana Ivorra, Nieves Villena, Esperanza Loira y yo misma. Felicidades a la organización por la maravillosa coordinación de todo, por el éxito de convocatoria (más de 300 personas inscritas) y, muy especialmente, a todas las participantes por estar ahí, que compartir y llenar de energía positiva el evento.

Aunque me habría encantado poder mirar a los ojos a todas las asistentes -y no pude hacerlo- fue muy bonito compartir con todas ellas…

Yo hablé sobre autoconfianza. Es un tema del que he hablado en otras ocasiones, porque es un tema fundamental a la hora de emprender un proyecto. Es una base a trabajar vital, en la que siempre incido. Sobre autoconfianza, el mejor artículo que he leído últimamente es “Valoración adecuada de un@ mism@, Autoconfianza y Soberbia” de Juan Carlos Cubeiro, te recomiendo su lectura -en el título está el link al artículo- porque, en su línea, es un completísimo compendio de conceptos y teorías alrededor de la misma.

Emprender cualquier acción en nuestra vida requiere de un fuerte sentido de la iniciativa. No puedo hablar de la actitud emprendedora sin hablar de tener iniciativa,

porque no es cuestión de querer que las cosas pasen…

sino de HACER que las cosas pasen.

La iniciativa es muy necesaria, debes ser consciente de que puedes construir tus propias opciones. Y para crear tus propias opciones, es necesario pasar a la acción, porque debes impulsarlas… ¿te atreves? Para atreverte deberás confiar en ti.

La autoconfianza es un pilar fundamental en nuestro equilibrio emocional. La autoconfianza puede ser un motor que te impulse a perseguir tus metas, que te aporte seguridad y valor para afrontar los problemas y te permita la iniciativa necesaria para arrancar nuevos proyectos.

Mejora tu autoconfianza

Debemos, pues, esforzamos por mejorar nuestra autoconfianza.  Algo que, a la mayoría, nos resulta complicado. Se nota en muchos pequeños detalles… en cómo dudamos antes de empezar algo, en cómo nos cuesta reconocer nuestras fortalezas, en cómo nos cuesta aceptar un elogio,…

Nos falta autoconfianza. ¿Cómo vas tener una actitud emprendedora si no confías en ti?

Es cuestión de ponerse en ello. Son muchos los autores a los que podríamos recurrir, pero uno que me parece tremendamente útil es Nathaniel Branden. Encontramos en su libro “Los seis pilares de la autoestima” las bases para potenciarla:

    1. Auto-conocimiento
    2. Auto-concepto
    3. Auto-evaluación
    4. Auto-aceptación
    5. Auto-respeto
    6. Autoestima

Es necesario recorrer esos 6 pilares para llegar a la autoestima.

Foto: Magda Peral

 

Y, para no quedarnos en la teoría, que está muy bien, pero lo fundamental es llevarlo a la práctica, propuse un sencillo ejercicio para activar la autoconfianza que está incluido en mi libro “¡Vamos!”, un ejercicio que te invitó a hacer, porque no te llevará mucho tiempo y es realmente poderoso.

Activa tu autoconfianza con 4 tips:

Foto: Cristina Mulero

 

1 – CONÓCETE

El primer paso imprescindible es conocerse. Para ello, te propongo que hagas una lista que incluya todo aquello que haces bien.  Busca dónde anotar y haz una lista de lo que haces bien. Te pido escribir solo aquello que haces bien porque lo que haces mal estoy segura de que ya lo tienes en mente… y se trata de conocerte mejor, en todo: lo negativo y lo positivo.

Si te cuesta completarla -es probable que te ocurra- pide ayuda, a tus amigos, a tu familia, a gente que trabaja contigo, … te sorprenderás de lo que dicen de ti y vas a tener que reconocer que es cierto. Cuando tengas la lista, recuérdala.

2 – ACEPTA ELOGIOS

Acepta elogios.   Muchas personas encontramos difícil aceptar un elogio. Pero debemos aprender a aceptarlo, porque un elogio es un regalo que nos ofrece la persona que elogia. Cuando alguien te felicite, respira y simplemente di «gracias» a la persona que te ha elogiado. Recuerda decirlo con una sonrisa sincera. Si elogian algo que has hecho bien, por lo que te has esforzado, sabes que el elogio es merecido.

Los elogios son pequeños regalos que debemos aprender a aceptar. Haz el esfuerzo de hacerlo.

3 – ACUÉRDATE DE TI

Acuérdate de ti: está bien preocuparse por los demás, vivir para tu familia, ayudar a tus hijos, apoyar a los amigos… pero si siempre estás pendiente de los demás y de satisfacerles corres un riesgo: de insatisfacción, porque a veces solo damos y no recibimos.  No permitas que eso pase, hay momentos para dar y momentos para recibir.

Piensa también en ti. Dedícate tiempo. El self care no es egoísmo. Acuérdate de dedicar algo de tiempo al descanso, a hacer ejercicio, a cuidar tu alimentación o a hacer aquello que te gusta.

Para ocuparte de los demás, primero debes ocuparte de ti mism@.

4 – APRENDE A GUSTARTE

Y aprende a gustarte:   deberíamos aprender del mundo de los niños… los niños se gustan. Ven sus virtudes. Se encuentran guap@s. Sin embargo, los adultos, en algún momento dejamos de gustarnos.  Piensa,  ¿en qué momento dejaste de gustarte?   En algún momento de tu vida dejaste de poner una sonrisa para la foto y empezaste a esconderte, dejaste de mirar cómo sonríes ante el espejo…   Probablemente porque te dijeron que eso no se hace, porque criticaron tu coquetería, porque te hicieron creer que eso no está bien…

 


 

Yo me di cuenta hace un tiempo. Cuando hice mi página web, debía poner una foto mía. Busqué fotos y descubrí que hacía tiempo que no tenía, salía solo en fotos con mis peques, en fotos de grupo… Habían pasado unos años en los que Marta por sí sola no estaba. Porque hay etapas en las que solo te preocupas de los demás y te olvidas de que tú también existes. Y creo que no soy la única a quién le ha pasado.

 

Un consejo… cambia el chip. Si quieres hacer algo, sé valiente e inténtalo. Mírate, conócete, mírate en las fotos… sonríe y ¡enamórate de ti !

Quiérete, de verdad, quiérete.

Recuerdo la primera vez que me dieron este consejo: “quiérete”.

Me quedé sorprendida, alucinada, no entraba en mi cabeza… “¿Cómo voy a pensar en mí? Lo primero son mis hijos, yo no importo demasiado…”

Y mi gran amigo Juan Carlos me miró a los ojos y me dijo “¿has escuchado alguna vez lo que te dicen en el avión antes de despegar? En caso de problemas durante el vuelo, colóquese usted primero la mascarilla para respirar, y después ayude a los demás… porque si no te colocas primero tú la mascarilla de oxígeno, es posible que no puedas ayudar a nadie más… Pues así, igual con la vida”. Y entendí a lo que se refería. Aunque nunca me lo hubiese planteado antes. Y he descubierto que es realmente así. Solo si tú te quieres, y te permites ser feliz vas a hacer felices a los demás.

 

Fragmento de mi libro “¿Somos malas madres?”

 

 

Nuevos planes

Foto: Maite Grañó

 

Los planes que tenías para mañana ya no sirven hoy.

Definitivamente hay que replantear qué vas a hacer, adaptarte al cambio y arrancar nuevos proyectos o cambiar el modo en que haces tu actividad actual. Vas a tener que impulsar cambios. Piensa que es muy difícil que, si alguien no cree en su proyecto, lo hagan los demás y, yendo un paso más allá, es muy difícil que, si no crees en ti, los demás lo hagan.

El primer paso imprescindible para emprender un nuevo proyecto o para emprender un cambio es la autoconfianza.

Así que, mejor activa esa autoconfianza y hazla crecer.

Activa la autoconfianza

y quiérete…

te vas a necesitar.

 

Stuck with U

hoy la nueva canción de Justin Bieber y Ariana Grande, recién publicada esta semana…

recuérdalo… stuck with you 

There’s nowhere we need to be

no, no, no

I’ma get to know you better