Todos somos la sonrisa favorita de alguien

 

Vienen cambios… ¡muchos cambios! Preparando ya el próximo curso, planificando lo que se acerca: nuevos programas, nuevos temas, nuevos clientes, cambios personales, … emocionada por todo lo que va a empezar en septiembre. Pronto te lo cuento.

Y feliz porque todo ello se combina con un poquito de apertura en nuestra vida social. Después de una larga etapa de vida ermitaña, estoy feliz de poder volver llenar mi agenda… en los próximos días, comidas, cafés y salidas que quedaron pendientes hace ya mucho tiempo.

Noto que se me escapa una sonrisa involuntaria, sin querer.

Y lo twitteo…

 

¿Qué tendrá una sonrisa?

Una sonrisa es algo mágico. Las personas cambian con una sonrisa. Fíjate en las fotos de alguien… una foto con o sin sonrisa y ves totalmente distinta a esa persona.

Una sonrisa transmite mucho, una sonrisa tiene la capacidad de contagiarnos buenas sensaciones.  

Una sonrisa te hace sentir bien, a ti y a las personas que te rodean.

No es algo casual, tiene su base en la química de nuestro cuerpo. Si ríes o sonríes,  tu cerebro libera endorfinas, algo que te conduce a un estado de ánimo positivo y una de las responsables de la sensación de placer. Química positiva en tu cuerpo, gracias a una sonrisa.

¿Tiene realmente efectos positivos una sonrisa? Sin duda que sí, muchos de ellos demostrados científicamente. Podría enumerar una larga lista de efectos positivos de la sonrisa, aunque voy a quedarme con cinco que me parecen fundamentales.

 

5 motivos para sonreír

 

1 . La sonrisa te hace más atractiv@

Si, la sonrisa aumenta tu atractivo. Estás más guap@.

Algo absolutamente demostrado, al escoger entre una imagen de una persona sonriendo o una persona seria, en más del 90% de los casos la elección es la imagen con sonrisa.

Las personas que sonríen resultan mucho más atractivas para los demás.

Así que, ya sabes, un modo muy simple de estar más guap@ -que funciona-.

 

2 . La sonrisa te hace sentir mejor

Al sonreír, liberamos endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina, que contribuyen a reducir el dolor físico y emocional.

Los expertos en medicina psicosomática afirman que la sonrisa reduce hasta un 60% el tiempo de recuperación de los pacientes porque activa la fuerza curativa del organismo.

Forzar una sonrisa ayuda a que te sientas mejor.

 

3 . Sonreír te alarga la vida

Sonreír te hace sentir mejor y contribuye a alargar la vida.

Como te indicaba, al sonreír liberamos endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina, que contribuyen a reducir el dolor y mejoran la salud, porque activan el sistema neuroendocrino e inmunitario, elevan el número de leucocitos y favorecen la plasticidad cerebral. Las personas que más sonríen tienen una menor probabilidad de padecer alzhéimer. La Organización Mundial de la Salud afirma que más del 90% de las enfermedades tiene un origen psicosomático, y la manera en que cada persona se enfrenta a los conflictos, el estrés y las frustraciones puede favorecer o empeorar su bienestar.

Está científicamente demostrado -Sociedad Española de Neurología- que las personas que sonríen a menudo tienen un 40% menos de posibilidades de sufrir problemas vasculares y viven 4 años más de media.

 

4 . Sonreír es más fácil que poner gesto de enfado

Sonreír es mucho más fácil y cuesta menos esfuerzo que lucir un gesto de enfado.

Al sonreír activamos 17 músculos faciales, mientras que al fruncir el ceño son 43 los que llegan a activarse. Ya ves que no hay color, sonreír es más fácil.

 

5 . Sonreír te ayuda a ganarte la confianza de los demás

La respuesta a una persona que sonríe suele ser de confianza.

Shakespeare escribió:

Es más sencillo obtener lo que deseas con una sonrisa…

que con la punta de una espada

Y los estudios científicos demuestran que una sonrisa nos manda, involuntariamente, una señal de que podemos confiar en esa persona. El Dr. Jorn Scharlemann (Universidad de Oxford) publicó el estudio “The value of a smile” (“El valor de una sonrisa”), partiendo de la premisa de que la sonrisa se observa con frecuencia en las interacciones sociales entre humanos y  puede usarse como una señal de la intención a cooperar. Los resultados de su estudio respaldan esa hipótesis, demostrando que las sonrisas pueden provocar la cooperación entre extraños en una única interacción, concluyendo que una sonrisa aumenta la confianza en un 10%.  

Las personas confiamos más en las personas que sonríen.

 

 

Y aunque la lista podría ser más larga, creo que estos 5 argumentos son suficientes para plantearte la importancia de sonreír. A mi me surge espontáneamente la sonrisa, y te aseguro que mi vida no es siempre de color de rosa. Pero, incluso en los momentos difíciles, prefiero sonreír, “es más fácil sonreír que explicar por qué estas triste”.

 

Deberíamos sonreír más

La capacidad de sonreír es una habilidad que tenemos incluso antes de nacer – en la fase fetal, la sonrisa puede observarse en determinadas ecografías, aunque no es una actividad consciente, sino un reflejo automático del músculo risorio-. Los estudios nos muestran que sonreímos menos a medida que nos hacemos mayores. Los bebés sonríen un promedio de 300 veces al día. Esa capacidad de reír la vamos perdiendo a medida que vamos madurando. Así, algunos investigadores han contabilizado que los adultas sonríen de promedio unas 20 veces. Ya ves lo muchísimo que se apaga nuestra sonrisa con la edad, y es una lástima.

Deberíamos sonreír más. Y contribuir a crear entornos más felices. Sabemos que la felicidad de las personas se basa, en buena parte, en la calidad de sus relaciones, personales y profesionales. El trabajo no es una excepción, también ahí deberían existir más sonrisas. Nuestra relación con los demás condiciona el ambiente en el trabajo, y nuestra actitud ahí marca diferencias. Gestionar un buen ambiente en las organizaciones es algo que puede contribuir, y mucho, a mejorar los resultados conseguidos. Las organizaciones más innovadoras fomentan el buen ambiente de trabajo, l@s auténtic@s líderes crean un ambiente de trabajo positivo, agradable y estimulante.

Sonreír no es sinónimo de debilidad, ni de trabajar menos… sonreír significa contribuir a mejorar el ambiente, a crear un entorno agradable en el que las personas se encuentren a gusto.

 

Efectos secundarios de una sonrisa

Las personas que sonríen viven más, tienen mejor salud, disfrutan de mejores relaciones, son más atractivas, y despiertan mayor confianza. Una sonrisa transmite afecto, confianza y aceptación.

Viendo todas las ventajas que tiene sonreír, está claro que no dejaré de hacerlo.

Acuérdate de sonreír todos los días de tu vida.

Rodéate de personas que te hagan sonreír,

personas optimistas y de buen humor

que saquen lo mejor de ti

en los momentos bonitos y en los momentos difíciles…

Sonríe …

recuerda que todos somos la sonrisa favorita de alguien

-aunque tú no lo sepas-.

 

 

Hoy una canción que me ha llegado por whatsapp -confieso que me encanta que me envíen canciones que no conozco-, de esta me hizo gracia la letra y me dibujó una sonrisa (¡está claro!)

Tiroteo

 

Tú y yo los dos juntitos frente al mar

sé por dónde quieres ir a parar…

 

.