Es curiosa nuestra capacidad de adaptación.

Miro mi agenda y veo dónde estaría según la planificación pre-coronavirus (este mes lo habría pasado trabajando en Barcelona, Sevilla y Palma de Mallorca) y veo dónde estoy trabajando: en casa, dando clases on-line, grabando nuevos videos de formación e impartiendo webinars sobre “Mentalidad Startup” en congresos y encuentros virtuales. Tutorizando también proyectos de startups, en la universidad y en aceleradoras de startups, como en el proyecto “Lleida Startup”, donde se están desarrollando grandes ideas para solucionar necesidades que han aparecido en este complejo contexto. Agradecida a todas las personas y organizaciones con las que estoy trabajando, tener estos proyectos en marcha ahora mismo es un lujo. 

Una semana de mentalidad startup

Trabajando en temas, lugares y formatos absolutamente distintos a los que tenía previstos para este año. Y, sin embargo, aquí estamos, haciendo aquello que es necesario en este momento para sustituir aquello que teníamos planificado…

Lo escribía en el blog hace unos días: la situación en la que vivimos ha incrementado exponencialmente la necesidad de entrenar nuestra “mentalidad startup”, nuestra mentalidad emprendedora, que es la que nos ayuda a detectar necesidades y fórmulas de solucionarlas y, en definitiva, a convertir la incertidumbre en oportunidad.

En estos días, nos hemos acostumbrado ya a verlo todo a través de ventanas, a través de cuadritos en nuestras pantallas…. Nos comunicamos así, trabajamos así, hasta la música ha pasado ahora a ser así… Tecnología y digitalización en nuestro día a día.

Y es que, además de la necesidad de desarrollar la habilidad, es imprescindible potenciar la digitalización. No podemos prescindir de herramientas tan poderosas como las que tenemos a nuestro alcance, herramientas que han permitido mantener muchas de nuestras actividades y que van a marcar nuestro día a día en los próximos meses.

La digitalización va mucho más allá del ámbito profesional, y no la podemos obviar en nuestra vida.

Tecnología que salva vidas

Qué duda cabe de que la tecnología es un gran aliado en el mundo de la salud.

Los países que la han utilizado inteligentemente han marcado diferencias en la evolución de la pandemia en su territorio.

Número de personas infectadas por coronavirus el día 7 de marzo de 2020:

España                           498

Corea del Sur                7.041

Número de personas infectadas por coronavirus un mes más tarde (7 de abril de 2020):

España                      135.000

Corea del Sur              10.000

¿Qué marcó la diferencia?

La actuación rápida de Corea del Sur, utilizando la tecnología. A tan solo una semana del primer contagio, todas las empresas del país que pudieron, empezaron a producir kits de detección, lo cual permitió tests masivos frecuentes tempranos y pruebas generalizadas.

En el país se abrieron 600 centros de pruebas, en gasolineras se tomaban muestras para los tests rápidos, sin bajarse del coche. A partir de ahí… los números hablan por sí solos.

Tecnología al servicio de las personas.

Tecnología que ha seguido salvando vidas. Leía esta semana un análisis de McKinsey que muestra 6 vías por las que la tecnología ha contribuido a frenar la pandemia en Asia.

 

  1. Implementación de un ciclo de cuarentena hermético de seguimiento, rastreo y prueba

La digitalización y el despliegue de datos a escala a través de la colaboración entre entes públicos y privados ayudó a contener el virus. En toda Asia, los gobiernos establecieron sistemas de seguimiento y localización -muchas veces a través de aplicaciones en teléfonos móviles-. En Corea del Sur, las autoridades compartieron información de rastreo de contactos con el público a través de aplicaciones como Corona Map y Corona 100m para que las personas pudieran evitar las áreas donde tenían más probabilidades de infectarse. Del mismo modo, el gobierno de Singapur lanzó una aplicación llamada TraceTogether para rastrear las ubicaciones de los usuarios y alertarlos si estaban cerca de alguien que se sabe que está infectado. A principios de abril de 2020, aproximadamente un millón de personas habían instalado la aplicación en sus smartphones.

  1. Aprovechar los recursos tecnológicos para aumentar la capacidad de atención médica

En muchos casos, la rápida combinación de recursos y las mejores tecnologías ha ayudado a aumentar la capacidad de atención médica y tratamiento, y la protección del público. En Wuhan, China, los ingenieros de Lenovo que resolvieron los problemas de TI durante días, ayudaron a los hospitales a completar la instalación y la puesta en marcha de más de 1.400 equipos en diez días. Además de ampliar la capacidad de camas, Wuhan tenía un centro de diagnóstico remoto en línea equipado con tecnología 5G en funcionamiento el 27 de febrero. Este centro permitió que expertos médicos superiores en otras ciudades ayudaran a tratar a pacientes con COVID-19 en Wuhan.

Del mismo modo, para garantizar el acceso continuo a servicios de salud primarios esenciales durante la pandemia, el gobierno de Australia anunció, en marzo de 2020, que proporcionaría AU $ 669 millones para expandir los servicios de telesalud subsidiados por Medicare.

  1. Comunicar la información de forma transparente y oportuna al público.

La comunicación transparente, oportuna y omnicanal ha sido importante para garantizar que los ciudadanos tomen decisiones adecuadas, basadas en dicha información.

  1. Aprender de forma acelerada sobre digitalizar productos y servicios

Tras el cierre temporal de tiendas y oficinas, la entrega remota de productos y servicios, -desde alimentos hasta educación y finanzas- se convirtió en la norma. Las compañías tecnológicas asiáticas han habilitado este cambio al ofrecer servicios digitales más profundos y amplios.

Algunas tecnologías mejoran la experiencia en línea a fuera de línea (O2O) y apoyan el sustento de las personas. En cuestión de días, por ejemplo, la plataforma de comercio electrónico líder del sudeste asiático, Lazada, permitió a los agricultores y mayoristas vender directamente a los consumidores en línea para evitar el desperdicio de productos como resultado de un menor horario de atención en las tiendas físicas. Estos nuevos vendedores informaron un aumento de cuatro a cinco veces en el volumen de pedidos recibidos.

  1. Teletrabajo para mantener la actividad económica.

A medida que el trabajo remoto se convirtió de repente en la norma, el uso de las comunicaciones en línea, como videoconferencias, se disparó a medida que las oficinas cerraron en toda Asia.

  1. Salvaguardar y redistribuir efectivamente el trabajo

En toda Asia, las empresas y los gobiernos utilizaron la tecnología para salvaguardar y redistribuir la mano de obra. Grab, una compañía de tecnología móvil, mejoró sus prácticas de higiene en Singapur y Malasia. La compañía ofreció a sus socios de entrega máscaras faciales gratuitas a través de la función GrabBenefits de su aplicación, introdujo políticas para exigir desinfección de manos y envases sellados en las tiendas de sus socios, e introdujo opciones sin contacto para entregas, como dejarlos colgados en las manijas de las puertas y notificar a los clientes para recogerlos

 

Por ello, a medida que la situación de confinamiento se suaviza y se va volviendo a un mayor nivel de actividad, las empresas y los gobiernos de los distintos países deben hacerse tres preguntas para prepararse para la próxima normalidad:

¿Utilizó bien tu organización la tecnología en la etapa de crisis?

¿Tiene las capacidades fundamentales para aprovechar la tecnología, como la capacidad de innovar, cadenas de suministro digitalizadas, capacidad de llegar digitalmente al cliente….?

¿Cómo avanzará en un futuro tu organización aprovechando la tecnología?

 

El avance tecnológico y digital es más vital que nunca.

Como decía hace unas semanas, la vacuna para mantener nuestra actividad y la supervivencia de nuestras empresas se llama SHAPE:

Startup Mentality

Humanidad

Aceleración de la digitalización

Propósito 

Ecosistema

Mentalidad startup, como defiendo desde hace años, desde mi libro “¡Vamos!”.

Y evidente necesidad de impulsar la digitalización , nos ayuda profesionalmente y, mucho más importante, salva vidas. En esta difícil transición hacia una “normalidad diferente”, es fundamental la mentalidad startup para detectar esas nuevas necesidades que han aparecido, para solucionarlas del modo más ágil posible y para sustituir lo que teníamos planificado por lo que es ahora necesario. Sin un avance a nivel tecnológico y de digitalización no será posible.

En este nuevo entorno, es más necesario que nunca el talento con mentalidad startup, potenciado por la digitalización.

La tecnología puede marcar la diferencia,

ojalá hubiésemos utilizado antes esas tecnologías,

ojalá aprendamos…

Y, en estos días en que nos hemos acostumbrado ya a verlo todo a través de ventanas, a través de cuadritos en nuestras pantallas…. nos comunicamos así, trabajamos así, también la música ha pasado ahora a ser así…

Hoy la canción… por todas esas vidas que no hemos podido salvar y que echamos tanto de menos, por todo ese amor que nos falta…

We are the world

 

 

We are the ones who make a brighter day, so let’s start giving

there’s a choice we’re making

we’re saving our own lives

it’s true we’ll make a better day,

just you and me…