Llegar a casa y encontrar la revista de ESADE que publica una entrevista que me han hecho… ¡es morirme de felicidad!  Pequeños detalles que te sacan una sonrisa… Feliz de incorporarme a la Junta de ESADE Alumni y de recibir una bienvenida tan bonita.

Me preguntan el por qué me incorporo a la Junta de ESADE Alumni… y la respuesta es muy fácil: creo en la importancia de mantener el contacto entre los Alumni de ESADE, de re-conectar y de promover actos que nos aportan conocimiento y nos ayudan a crecer. Nada es más estimulante que participar en un proyecto en el que realmente crees. Y esto sucede con todos los proyectos en la vida.
A veces nos dejamos llevar… estamos dentro de esa gran corriente que es la vida y aceptamos hacer cosas que en realidad no nos motivan, como si estuviéramos obligados a hacerlo. Es importante detenerse a pensar antes de dar un paso, y asegurarnos de que lo que vamos a hacer tiene sentido para nosotros y que creemos en ese proyecto. Cuando digas “si” a algo o a alguien, asegúrate de que no te estás diciendo “no” a ti mism@.
Cuando te apuntes a un proyecto, asegúrate de que también es el tuyo. Es la única forma de disfrutar lo que estás haciendo y, a la vez, poder ofrecer a los demás lo mejor de ti. Creo que los proyectos que no logran implicar realmente a las personas tienen muy complicado conseguir el éxito. Súmate a proyectos que veas claros, y que posean un líder de verdad. El verdadero líder no es el que hace grandes cosas… sino aquel que hace que la gente logre grandes cosas. Solo así podemos crecer todos.
Por eso, haz aquello en lo que realmente crees. Súmate a las causas que son las tuyas. Y si, una vez dentro,  ves que ese proyecto no va por donde tú pensabas… no dudes en salir. Mejor que otros digan que haces el ridículo y te critiquen… que quedarse con incomodidad y dejar de hacer otras cosas en las cuales puedes aportar mucho.
Cuando haces aquello en lo que realmente crees, podrá salir bien o podrá salir mal… pero nunca será un error.  Aspirar a convertir en realidad algo en lo que crees es algo grande. Es el el primer paso para convertir lo utópico en real. Como dice Laura Chica :
“Si creamos una meta
 nuestro cerebro creará el camino
Para que así sea, ten claras tus metas. Atrévete a decidir lo que de verdad te importa. Ya sabes… atrévete a emprender tus propios proyectos  y no permitas que los demás decidan por ti. Y a partir de ahí, elige lo que te conduce a ellos. Demasiadas cosas hay en esta vida como para andar perdiendo el tiempo en las que no te aportan nada… o incluso te restan.  ¡Ve a por las que suman! Sumarás a tu vida y a la de los demás.
 
No puedo evitar compartir la entrevista que han publicado en la revista de ESADE… feliz de estar ahí, colaborando en algo en lo que creo y que lo siento un poco mío.