TU ELEMENTO

El valioso legado de Sir Ken Robinson

 

Semana estudiando y trabajando. Esta semana he finalizado ya mi formación en el ámbito del sector financiero, sesiones intensas con mucho contenido para estudiar después y exámenes uno detrás de otro… es una satisfacción terminarlo, por todo lo aprendido y por el esfuerzo invertido. Y el viernes, conferencia para la Universidad de Panamá, para hablar sobre “emprender es una actitud ante la vida, no es crear una empresa”, con 400 asistentes en directo y que posteriormente ya han visto 500 personas más,  muchísimas gracias a tod@ l@s asistentes por vuestra atención y por vuestros mensajes, es una maravilla compartir sesiones así. Si quieres, puedes verla en YouTube:

 

 

He hablado una vez más de emprender como actitud y he citado, como hago siempre que hablo del tema, a Sir Ken Robinson, uno de los mayores expertos en Educación y en desarrollo del talento de todos los tiempos. Doctor por la Universidad de Londres, educador, escritor y conferenciante.

Lamentablemente, la semana pasada conocíamos la triste noticia de su muerte, a los 70 años, tras una corta batalla contra el cáncer. No ha sido una noticia que hayamos podido leer casi en la prensa o de la que se haya hablado mucho, ya que parece que el interés de los medios está más centrado en otros temas, y la Educación en mayúsculas no suele estar en portada. Una pena.

Sir Ken Robinson

Ken Robinson es, sin duda, uno de los autores que más he citado en mis conferencias, desde hace muchos años. Mi admiración por él siempre ha sido mayúscula, tanto por el resultado de sus trabajos de investigación como por su capacidad de comunicación. Existen en el mundo much@s exper@s brillantes, liderando importantes estudios y, sin embargo, en la mayoría de casos son poco conocidos, porque no son capaces de transmitir ese conocimiento al mundo. Ken Robinson sabía hacerlo de un modo sublime: publicó libros best-sellers sobre sus estudios, que llegaron a millones de personas, expuso sus ideas en diferentes TEDx y en los más reputados auditorios. Sus ideas y su trabajo sobre Educación eran extraordinarios y, lo mejor, es que era capaz de hacerlo saber al mundo.

Y eso hacía que llegara a mí, a ti y a millones de personas.

Su defensa de un sistema educativo que potenciara la creatividad, en lugar de reducirse al conocimiento académico y a los exámenes, le hizo conocido en todo el mundo.

Ken Robinson defendía un modelo de escuela que potenciara distintos ámbitos de la inteligencia más allá de la académica, una visión de la Educación más profunda.

“Hay una visión muy limitada de lo que es la inteligencia. Nos desarrollamos física, emocional, espiritual y socialmente, tenemos diversos talentos. La escuela no lo mide y por ello mucha gente seguirá pensando que ha fracasado”

Muy recomendable el vídeo “Cambiando el paradigma educativo”, como síntesis de muchos de sus planteamientos, a través de un recorrido visual muy interesante:

 

El Elemento

Sus conferencias TEDx son sublimes, como demuestra el hecho de que su conferencia “Las escuelas matan la creatividad” sea la más vista del mundo, con más de 19 millones de visualizaciones.

Sin embargo, me gustaría destacar uno de sus libros: “El elemento”. El Elemento es uno de los libros más inspiradores para impulsar la búsqueda del mayor de los tesoros: tus dones y tus talentos. Mi ejemplar de “El elemento” -el que me sirve de imagen en este post- está subrayado, marcado y lleno de post-its y de anotaciones…. Porque no tiene desperdicio, cada capítulo es una joya para pensar. Y el que el concepto de “El elemento” es un concepto muy poderoso, que te anima a encontrar tu diferencia.

Encuentra tu diferencia: tu Elemento

Extracto de mi libro “¡Vamos!”

Todos tenemos algo que nos atrae de una manera especial. Sin embargo, pocas veces nos atrevemos a explorar y a desarrollar todo el potencial que puede tener ese algo que nos apasiona.

Descubrir tu pasión lo cambia todo

Sir Ken Robinson

El experto mundial en desarrollo de potencial humano nos invita a descubrir cuál es nuestro Elemento, a través de dos sencillas preguntas, ¿qué es lo que te gusta?

y ¿qué es lo que haces extremadamente bien?

.                             

La intersección entre ambas preguntas te muestra tu Elemento, ese espacio donde puedes desarrollar todo tu potencial.

Los sistemas educativos tradicionales han medido a las personas en función de unos indicadores estándar, iguales para todos. Ken Robinson propone cambiar este modelo y hacer que cada persona descubra cuál es su elemento, en el que tiene una especial habilidad y por el que siente pasión. Pasar de una visión de la inteligencia uniforme a una visión de que existen múltiples formas de inteligencia, que se deben desarrollar.

Encontrar tu elemento puede parecer sencillo, pero no lo es tanto… Seguro que sabes lo que te gusta, aquello en lo que puedes pasar horas y horas sin que te des cuenta…

Sin embargo, suele ser más difícil saber en qué eres buen@. Siempre digo que nos resulta más fácil responder a la pregunta “¿qué haces mal?” que a “¿qué haces bien?”.  Parece que nos han educado en una cultura de la modestia que te impide abrir los ojos a tus propios talentos. En palabras de Arancha Ruiz:

La cultura de la modestia es una herencia que hace mucho daño al talento. Para ser virtuoso no hay que negar, sino aceptar. No es volverse un ególatra. La humildad es aceptar el talento con sencillez. Vivir con naturalidad que se tiene un don que compartir con los demás.

Hay que ser conscientes de los propios talentos. Por ello, es conveniente recurrir a amig@s y familiares, pregúntales en qué eres buen@, en qué destacas… son más objetiv@s que tú y te lo dirán. Y, lo más probable, es que cuando te lo digan, tú respondas que eso lo sabe hacer todo el mundo, pero no es así. Tendemos a infravalorar nuestras aptitudes o habilidades y no deberíamos hacerlo.

Descubrir tu elemento te abre una vía hacia la cual caminar. Debes aspirar a desarrollarte en tu elemento, a trabajar en tu elemento y a crecer con él. No digo que sea inmediato ni que sea fácil -no lo es-, pero es una guía fundamental.

“La gente produce lo mejor cuando hace las cosas que ama”

Ken Robinson

 

Nada más inspirador que su modelo para descubrir nuestro elemento, nuestro talento y visualizar así hacia dónde caminar… 

Mi agradecimiento a Sir Ken Robinson. Su legado seguirá vivo en tod@s l@s que quedamos profundamente inspirados por sus ideas.

 

Lo que haces por ti mismo,

muere contigo cuando dejas este mundo,

lo que haces por los demás, vive para siempre

Sir Ken Robinson

 

Hoy la canción es “Human” en la voz de Samantha en OT2020, fue con esta canción con la que me convirtió en fan suya, me encanta su voz y admiro su determinación por cantar, por dedicarse a la música… una chica que nació con ‘hipoacusia neurosensorial’, explicó que sufre una pérdida del 65% de audición en cada oído desde que nació Samantha ha explicado que antes de descubrir que sufría esta pérdida auditiva ya cantaba: “Me he acostumbrado a unos patrones que son vibraciones, contar en mi cabeza o llevar el ritmo siempre porque sino me puedo perder”.

A pesar de su limitación, su pasión por la música la ha impulsado a encontrar el modo de cantar, a luchar por dedicarse a ello, ha estudiado solfeo, lenguaje musical, llegó a OT este año, donde decía:

“Si yo puedo cantar escuchando sólo un 40%, cualquier persona puede hacer lo que se proponga”

Y su voz suena así…

I’m only human

just a little human…